Nuevo paso adelante en el Sistema de gestión de residuos plásticos agrarios: se creará la entidad CIRPLAS AGROPLÁSTICOS, que llevará a cabo la gestión operativa

  • MAPLA, ANAIP, Cicloplast y APE Europe organizaron una jornada online en la que se presentaron los avances en la creación de un sistema de gestión de residuos plásticos agrarios no envases.
  • Gran apoyo de la administración y de la cadena de valor de los plásticos agrarios a la implantación de un sistema colectivo y nacional que va a impulsar la economía circular en la plasticultura

1 de marzo de 2021. El año pasado ANAIP, Cicloplast y APE Europe se unieron para crear MAPLA, la asociación española de productores de plástico para uso agrario, cuyo fin es organizar un nuevo modelo de sistema para gestionar los residuos plásticos agrarios no envases. Ahora el proyecto avanza con la creación de CIRPLAS AGROPLÁSTICOS, entidad que se encargará de la gestión de los residuos en la cual participarán los productores de plásticos agrícolas, las entidades agrarias, cooperativas y los distribuidores en un modelo de responsabilidad compartida por todos los actores de la cadena de valor.

La próxima creación de CIRPLAS AGROPLÁSTICOS se presentó en una exitosa jornada online organizada por MAPLA, Cicloplast, ANAIP y APE Europe el jueves 18 de febrero, con más de 450 inscritos, en la que participaron ponentes de la Administración, del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, del Ministerio de Agricultura, de la Junta de Andalucía y del Gobierno de Navarra, que mostraron su decidido apoyo al sistema. Así mismo, se puso de manifiesto la necesidad de colaboración de todos los colectivos de la plasticultura; los productores de plásticos agrícolas, los distribuidores, los gestores recicladores, y, por supuesto, los agricultores.

La Directora de Relaciones Institucionales y de la División de Agricultura CEPLA de ANAIP, Blanca de Arteche, abrió la jornada planteando la situación de los plásticos agrarios en España. “Nuestro país es líder en Europa en el uso de plásticos agrícolas, plásticos que al final de su vida útil se convierten en residuos. Los fabricantes de plásticos para agricultura y ganadería son conscientes de la situación y trabajan en la implantación de un sistema nacional de gestión basado en la responsabilidad compartida de todos los agentes de la cadena de valor”.

CIRPLAS AGROPLÁSTICOS, la nueva entidad operativa, llegará para facilitar ese sistema de gestión, tal como explicó Bernard Le Moine, Presidente de APE Europe y de MAPLA, respondiendo a las expectativas de la administración y de los agricultores y demostrando el apoyo a la transición de la economía lineal a la economía circular en la agricultura. “Los fabricantes apuestan por una mayor integración de los materiales reciclados en los nuevos productos para reforzar la circularidad”.

Este impulso a la economía circular tiene el soporte de todos los eslabones de la cadena, incluyendo, por supuesto, a las administraciones, que estuvieron representadas en la jornada con Ismael Aznar, Director General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico; con Manuel Gómez Galera, Director General de Producción Agraria y Ganadera de la Junta de Andalucía y con Esperanza Orellana, Directora General de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

“La responsabilidad ampliada del productor en la gestión de los plásticos agrarios se encuentra en el primer plan de estrategia de economía circular –afirmó Ismael Aznar-. Esto está perfectamente alineado con el Pacto Verde Europeo”.

Manuel Gómez Galera añadió, “La creación de un sistema de responsabilidad ampliada del productor es la mejor solución para la gestión de los residuos. Solo con el compromiso de todos los actores involucrados podremos alcanzar el objetivo de que el cien por cien de los plásticos agrícolas se gestionen correctamente”.

Esperanza Orellana hizo especial hincapié en la esencialidad de los plásticos para el sector agrario para una producción eficiente y competitiva. “El plástico no es el problema –afirmó rotundamente–, el problema es el residuo de plástico si no se gestiona de manera adecuada al final de su vida útil”. Y explicó que en el ámbito de la agricultura hay otra cuestión añadida: “que no se asocie la agricultura a un mal uso del plástico, por eso es tan importante avanzar en la gestión sostenible del residuo”.

Ventajas de la puesta en marcha del sistema

El objetivo de los impulsores de MAPLA es que este sistema de gestión de residuos empiece a funcionar a lo largo de este 2021. El primer paso para todo ello es la creación de la entidad operativa CIRPLAS AGROPLÁSTICOS, que se encargará de las relaciones con los productores del residuo. Cuando esté listo el modelo operativo, se realizará la comunicación al mercado.

El sistema pretende pasar del modelo actual, en el que el coste de la gestión del residuo se paga el 100% al final de su vida útil, a su incorporación progresiva en el momento de la compra del plástico nuevo. El establecimiento de los requisitos técnicos mínimos y programas de I+D permitirán asegurar que el plástico esté limpio de tierra y se facilite su reciclado. Se incentivarán también soluciones de reducción del residuo en origen, y soluciones alternativas. Además, las condiciones de entrega se adaptarán a las particularidades de cada zona, puesto que el sistema se implantará en todas la Comunidades Autónomas.

Entre las grandes ventajas, del sistema se puso de manifiesto que será una solución global que además asegurará la trazabilidad y la verificación del proceso. Y es que el sistema tiene también en cuenta la necesidad de certificar ante la sociedad que los residuos plásticos tienen una correcta gestión. Pagando en el momento de la compra, todos los usuarios del plástico agrario contribuirán y utilizarán el nuevo servicio.

En definitiva, dará respuesta a los principales retos que tiene el sector y la sociedad, evitando los residuos plásticos abandonados y favoreciendo la economía circular.

Participación y apoyo de la cadena de valor

La cadena de valor de los plásticos agrarios apoya la implementación de este sistema ya que lo percibe como una oportunidad de unificar el tratamiento y la gestión de los residuos y como una garantía para demostrar a la sociedad que la gestión se hace de la mejor manera posible. Esos fueron los mensajes que más se repitieron en la mesa de debate moderada por el periodista ambiental Javier Martínez, Director del programa de radio Ecogestiona, en la que participaron; Raúl Salanueva, Jefe de Sección de Residuos del Gobierno de Navarra; Juan Sánchez Sierra, Presidente de la Federación Española de Distribuidores para la Protección Vegetal; Juan Sagarna, en representación de Cooperativas Agroalimentarias España; Andres Góngora, Responsable Estatal de frutas y hortalizas de COAG; Mariano Tapia, Secretario de la Asociación de Recogedores de Almería y Óscar Hernández, Director General de la Asociación Nacional de Recicladores de plásticos ANARPLA.

Además de apoyar el proyecto, pusieron el foco en la necesidad de vigilar su buen funcionamiento y su aprovechamiento máximo para alcanzar el objetivo de que se recicle el cien por cien de los residuos plásticos agrícolas y de que el material reciclado entre de nuevo en el ciclo de producción, consiguiendo así una verdadera circularidad.

La Directora de Cicloplast Isabel Goyena fue la encargada de exponer las conclusiones de la jornada. “Hay que ofrecer cuanto antes un servicio de recogida y reciclaje eficiente, universal y trazable, teniendo en cuenta que “el objetivo principal es dar un buen servicio al agricultor y en España tenemos la suerte de contar con empresas especializadas en la recogida y el tratamiento de estos plásticos, incluso los más difíciles de reciclar”. También remarcó que la economía circular va más allá del reciclado. “El sector debe comprometerse a utilizar los materiales reciclados en los procesos productivos. Es necesario seguir innovando para impulsar el reciclaje y el mayor uso del reciclado”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin